El regadío

El agua es esencial en la vida de los pueblos del Valle Gordo. Para regar las tierras, se establece un sistema de turnos por estricto orden que están regulados en las ordenanzas vecinales. Estos turnos, tanto diurnos como nocturnos, se respetan rigurosamente para evitar conflictos.

En el Valle Gordo no falta el agua proveniente del río y de los numerosos manantiales de la montaña pero… ¿sabías que todos los heiros (prados) cuentan con un sistema de presas para los meses más secos? Para los vecinos, el regadío es fundamental para optimizar los pastos para el ganados y regar las tierras para la agricultura, donde la patata es ¡la estrella de la huerta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *